sábado, 15 de noviembre de 2008

EL TRASPLANTE COMBINADO DE RIÑÓN Y PÁNCREAS ES UNA OPCIÓN DE TRATAMIENTO QUE PERMITE CORREGUIR AL MISMO TIEMPO LA DIABETES Y LA INSUFICIENCIA RENALSegún indican especialistas de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) - Según datos del Registro Internacional de Trasplante de Páncreas (IPTR), son más de 25.000 los trasplantes de páncreas realizados en todo el mundo desde el primero en 1966. De ellos, la mayoría han sido trasplantes de páncreas-riñón.- En España, el año pasado se realizaron 94 trasplantes de páncreas, según datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). Madrid, 12 de julio de 2007. – A pesar de que en los últimos años se ha incrementado la actividad del trasplante de riñón y páncreas en los centros españoles que lo realizaban, y del inicio de programas en otros centros del país, según especialistas de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), la situación actual podría ser mejor. “Todavía existe desconocimiento entre los mismos profesionales y debido a ello, es posible que no se establezca la indicación en todos los posibles candidatos”, señala la Dra. Mª José Ricart Brulles, Médico Consultor de la Unidad de Trasplante Renal del Hospital Clínic. Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Nefrología.Historia del trasplante de páncreasEl primer trasplante de páncreas fue realizado por el equipo de la Universidad de Minnesota en Diciembre de 1966. Desde entonces hasta la actualidad, según datos del Registro Internacional de Trasplante de Páncreas (IPTR), son más de 25.000 los trasplantes de páncreas realizados en todo el mundo. De ellos, la mayoría han sido trasplantes de páncreas-riñón.En España se realizó el primer trasplante de páncreas en el Hospital Clínic de Barcelona, en Febrero de 1983. Hasta la actualidad, han sido realizados más de 800 trasplantes de páncreas en nuestro país, de los cuales la mayoría han sido también trasplantes simultáneos de páncreas-riñón. El año pasado se realizaron 94 trasplantes de páncreas en España según la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). Ventajas de un trasplante combinadoEl trasplante combinado de riñón y páncreas está indicado fundamentalmente en aquellos pacientes con una diabetes mellitus tipo 1, que a consecuencia de su enfermedad han desarrollado una insuficiencia renal terminal, y se consideran también tributarios de un trasplante de riñón. Según la Dra. Ricart, “en éstos, la realización de un trasplante conjunto puede considerarse el tratamiento idóneo, ya que una sola intervención permite corregir la insuficiencia renal y abandonar el tratamiento sustitutivo con diálisis, al mismo tiempo que normalizar las glicemias, sin necesidad de administrar insulina”.La ventaja que tiene el trasplante de riñón-páncreas frente al trasplante de riñón aislado, es que en una sola intervención se puede corregir la insuficiencia renal y la diabetes. Si un paciente candidato a un trasplante combinado se trasplanta de riñón aislado, podrá abandonar el tratamiento sustitutivo con diálisis, pero la enfermedad diabética seguirá evolucionando. El paciente deberá de continuar el tratamiento con insulina, y las complicaciones secundarias a la enfermedad diabética seguirán progresando. Además la propia enfermedad, al igual que ha afectado el riñón propio, puede afectar al riñón trasplantado, llevando de nuevo al paciente a una insuficiencia renal y a la necesidad de tener que realizar un segundo trasplante.También el trasplante de páncreas-riñón tiene ventajas frente al trasplante de páncreas aislado. Los resultados del trasplante de páncreas son algo mejores cuando éste se realiza de forma conjunta con el trasplante de riñón. La pérdida del injerto por fallos técnicos así como por rechazo agudo es inferior en el trasplante combinado. La supervivencia del injerto pancreático es algo inferior en el trasplante aislado. Modalidades del trasplante de páncreas En la actualidad, existen tres modalidades de trasplante de páncreas. Esta es la explicación de la Sociedad Española de Nefrología (SEN):a) Páncreas combinado con el riñón. Se trata de la más frecuente, ya que representa el 80% de los trasplantes de páncreas. Está indicado en los pacientes con una diabetes mellitus, que a consecuencia de la misma han desarrollado una insuficiencia renal.b) Páncreas aislado en pacientes trasplantados previamente de riñón. Representa el 14% de los trasplantes de páncreas y está indicado en pacientes con una diabetes mellitus, que previamente han sido trasplantados solo de riñón, y presentan una función renal correcta y estable. Esta modalidad de trasplante va en aumento en los últimos años debido a la mejora de los resultados obtenidos, y a que es una buena opción para aquellos pacientes que tienen la oportunidad de ser trasplantados de riñón, incluso antes de iniciar el tratamiento sustitutivo con diálisis, con un riñón procedente de donante vivo emparentado.c) Páncreas aislado en pacientes sin enfermedad renal instaurada. Representa el 6% de los trasplantes de páncreas y está indicado en pacientes con una diabetes mellitus con muy mal control metabólico que presentan frecuentes y repetidos episodios hipoglicémicos con pérdida de conciencia. Aunque debería de considerarse el trasplante ideal, la realización de un trasplante implica la necesaria instauración de un tratamiento inmunosupresor de forma mantenida. Estos tratamientos, tienen sus efectos secundarios, por lo que antes de indicar este trasplante deben ser bien valorados los riesgos, frente a las ventajas que se pueden aportar. Además, los resultados obtenidos, son algo inferiores a los de las otras dos modalidades.Complejidad de un trasplante riñón-páncreas En sus inicios, el trasplante de páncreas presentaba una elevada incidencia de complicaciones. Estas complicaciones eran fundamentalmente debidas a problemas relacionados con la técnica quirúrgica, y a problemas inmunológicos.Los cambios y los refinamientos introducidos en la técnica quirúrgica en los últimos años, así como un mejor conocimiento de las complicaciones, han permitido reducir de forma importante las perdidas de injerto por esta causa. Por otra parte, la introducción en el mercado de nuevos y más potentes fármacos inmunosupresores, han permitido reducir los episodios de rechazo agudo, y con ello las complicaciones derivadas del mismo. De todas formas, si lo comparamos con el trasplante de riñón aislado, debemos de tener en cuenta que existe un mayor tiempo de cirugía y de anestesia. Por otra parte en el post-trasplante inmediato pueden aparecer problemas relacionados con uno u otro injerto. Además, no hay que olvidar que el paciente diabético, por la propia enfermedad, es considerado de mayor riesgo para cualquier tipo de trasplante. En el caso del trasplante de páncreas-riñón, éste se realiza en pacientes con una diabetes mellitus de varios años de evolución (aproximadamente 20-25 años) y por tanto portadores, además de la insuficiencia renal, de otras complicaciones secundarias a la diabetes, tales como la vasculopatía y neuropatía. “Todo ello hace que la probabilidad de desarrollar algún tipo de complicación sea más elevada en el trasplante de páncreas-riñón que en el de riñón aislado”, concluye la especialista de la Sociedad Española de Nefrología (SEN).Futuro del trasplante de páncreasEn los últimos años se ha hablado mucho de que en un futuro próximo el trasplante de páncreas (órgano completo) sería sustituido por el trasplante de islotes pancreáticos (consiste en implantar no todo el órgano, sino únicamente las células que segregan insulina y puede realizarse con una técnica minimamente invasiva). “No obstante, los resultados obtenidos con el trasplante de islotes han sido algo desalentadores. Se ha podido observar que de forma progresiva los islotes van perdiendo su función, de manera que a los 5 años son muy pocos (<10%) los pacientes que están libres de tratamiento con insulina”, comenta la Dra. Ricart. “Para que en un futuro, el trasplante de páncreas sea sustituido por el trasplante de islotes, será preciso que los resultados de ambas modalidades de trasplante muestren una eficacia similar”, finaliza la nefróloga. La Sociedad Española de NefrologíaLa Sociedad Española de Nefrología es una Sociedad Científica cuyos objetivos son promover y divulgar los avances científicos y clínicos en el ámbito de su especialidad, que incluye campos tan diversos como la hipertensión, las enfermedades renales, la progresión de la insuficiencia renal, o el tratamiento sustitutivo renal mediante diálisis (hemodiálisis o diálisis peritoneal) o trasplante renal cuando la función renal no permite la supervivencia del paciente. Asimismo, promueve la investigación de las complicaciones extrarrenales derivadas de la enfermedad renal (anemia, alteraciones óseas, complicaciones cardiovasculares, etc.). En la actualidad tiene 1.087 socios entre nefrólogos clínicos e investigadores sobre temas relacionados con la especialidad. Esta Sociedad organiza anualmente un congreso nacional, así como varios cursos de actualización a lo largo del año, tanto para médicos especialistas como para médicos residentes.Para más información:BERBÉS ASOCIADOS Tel.: 91 563 23 00 / Fax: 91 564 35 58Correo electrónico: javierperezminguez@berbes.comSECRETARÍA DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE NEFROLOGÍANieves Collantes902 929 210

No hay comentarios: